Los extranjeros que piden una visa de turismo para poder entrar y viajar por los Estados Unidos, deben demostrar que tienen la capacidad para financiar su viaje y su estadía en el país. Además, como requisito indispensable y que es pregunta obligada por cualquier funcionario, es no permanecer por más tiempo del permitido en el país. 

A partir del 24 de febrero de 2020, la administración de Trump, puso en vigor un ajuste para la regla de Carga Pública en la que pretenden investigar a los extranjeros que entran o piden una Green Card sobre aspectos como su salud, su educación, su hogar y su familia.

Como bien dice el Servicio de Inmigración sobre la regla de Carga Pública: “La autosuficiencia ha sido por largo tiempo un principio básico de la ley de inmigración de los Estados Unidos. Desde el siglo XIX, el Congreso estableció un estatuto en que las personas que llegan al país son inadmisibles si no pueden sostenerse a sí mismos sin convertirse en una carga pública”.

Este nuevo reglamento que incluye 20 capítulos nuevos harán más fácil a los agentes de inmigración poder rechazar las peticiones o, incluso, rechazar el ingreso de personas al país por cualquier punto de entrada. Debido a estos cambios, es muy importante solicitar ayuda de un abogado experto en inmigración que le ayude a completar el formulario correspondiente que le interesa para demostrar que no se va a convertir en una ‘carga pública’.

En este nuevo blog de las abogadas Zambrano & Ruiz conocerá 5 aspectos importantes relacionados con la carga pública.

1. ¿Quién es carga pública?

El DHS advierte que, ni la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) ni la jurisprudencia han definido el término ‘carga pública’, el Servicio de Inmigración establece como carga pública a la persona que tiene gran probabilidad de convertirse en dependiente del gobierno para su subsistencia, según se demuestre el hecho de que pueda recibir dinero público o beneficios públicos por más de 12 meses.

2. Edad

Un factor clave para determinar si puede ser carga pública en el futuro es la edad del solicitante. Tener entre 18 y 61 años de edad hace conseguir automáticamente un factor positivo para no considerar a una persona carga pública. No obstante, es solo un pequeño factor a superar. También, las personas que no superen el factor negativo de la edad, pueden obtener positivamente otros factores en la totalidad de las circunstancias. 

3. Salud

Los funcionarios que revisen su solicitud como beneficiario de una green card o su entrada al país considerará el factor de su salud por el hecho de que no pueda ser carga pública para el estado. Por esta razón, la nueva ley hace aún más difícil que personas con problemas de salud puedan obtener beneficios médicos en los Estados Unidos.

4. Familia

Otro de los factores que los funcionarios van a tener en cuenta para considerar la determinación de carga pública es el historial familiar. Esta consideración viene dada por si el extranjero tiene un hogar que mantener, será apoyado por otros en el hogar o si existe la posibilidad de que el hogar del extranjero esté predispuesto a convertirse en una carga pública para los Estados Unidos. Por esta razón, los agentes migratorios pueden revisar los recursos, propiedades y empleos que tiene la familia del extranjero.

5. Educación

Otro factor importante y clave para la determinación de carga pública para un extranjero que entra al país o realiza la solicitud de una Green Card es la educación.

Ya que, el mayor de los temores de la administración de Trump es que los extranjeros no puedan conseguir un empleo estable y por esto pasen a ser una carga pública para el país. El Servicio de Inmigración tiene la potestad para considerar si el extranjero tiene la educación necesaria y las habilidades adecuadas para mantener un trabajo estable y generar ingresos constantes para él, su familia y su hogar, sin convertirse en una carga pública.