La más reciente Cumbre de las Américas, que reúne a más de 20 países de América y el Caribe, fue el espacio en el que los líderes del hemisferio occidental se comprometieron a trabajar por los migrantes.

El instrumento elegido para hacerlo fue la Declaración de los Ángeles sobre Migración y Protección, que se suma a la Declaración de Cartagena de 1984 y el Proceso de Quito de 2018. 

Si bien el acuerdo no es vinculante (es decir, no es obligatorio para los países), constituye un avance en la gestión de los flujos migratorios por el continente, luego de las oleadas de migrantes que salieron de Haití desde el terremoto de 2010, de Venezuela desde el 2014, eventos que se sumaron a los flujos que desde años parten de Centroamérica rumbo a otros países en el norte del continente.

¿En qué consiste la Declaración de las Américas?

El 10 de junio de 2022, 20 países firmaron la declaración. Estos fueron: 

  • Argentina
  • Barbados
  • Belice
  • Brasil
  • Canadá
  • Chile
  • Colombia
  • Costa Rica
  • Ecuador
  • El Salvador
  • Estados Unidos
  • Guatemala
  • Haití
  • Honduras
  • Jamaica
  • México
  • Panamá
  • Paraguay
  • Perú 
  • Uruguay 

De acuerdo con lo revelado por la Casa Blanca, “la Declaración busca movilizar a toda la región en torno a medidas audaces que transformarán nuestro enfoque para gestionar la migración en las Américas”. 

Esta declaración se enfoca sobre cuatro asuntos importantes: 

  1. La estabilidad y la asistencia a las comunidades. 
  2. La ampliación de las vías legales. 
  3. La gestión humana de la migración.
  4. La respuesta común a la emergencia migratoria.

Siguiendo estos enfoques, los países firmantes se comprometieron a invertir en las causas que están detrás de la migración y a apoyar a los países que han recibido grandes números de migrantes y refugiados (como Belice, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, República Dominicana y Trinidad y Tobago).

Pero, ¿a qué se comprometió el gobierno estadounidense?

 

¿Cómo incide la declaración en la migración a Estados Unidos?

En un giro respecto a sus antecedentes en la materia, Estados Unidos propuso la Declaración de Los Ángeles.

Como parte de su propuesta, el gobierno federal anunció 3 compromisos dirigidos a los migrantes.

Por una parte, anunció la creación de un fondo de 65 millones de dólares para apoyar a las empresas agrícolas que contraten trabajadores para el agro que provengan del norte de Centroamérica y que quieran hacer su proceso de migración a Estados Unidos mediante el programa de visas H2-A.

Del mismo modo, dio a conocer que entregará 11.500 visas H-2B para los trabajadores estacionales de sectores no relacionados con el agro para ciudadanos provenientes del norte de Centroamérica y Haití.

Según informó la Casa Blanca, este nuevo número de visas “representa una triplicación de la cifra del año actual”.  

 

Reunificación de familias haitianas y cubanas

El gobierno federal se comprometió a recibir un mayor número de remisiones al Programa de Admisiones de Refugiados Haitianos de los Estados Unidos. 

Junto a este se reanudará el Programa de Ingreso Condicional para la Reunificación de Familias Haitianas, por medio del cual algunos ciudadanos y residentes permanentes puedan solicitar el ingreso de sus familiares ubicados en la nación caribeña y así facilitar su migración a Estados Unidos.

De acuerdo con lo anunciado por la Casa Blanca, el Departamento de Estado buscará acelerar los visados para inmigrantes haitianos mediante el aumento de adjudicadores en la embajada de Puerto Príncipe, de forma que se reduzca el atraso que actualmente existe.

Asimismo, Estados Unidos retomará el Programa de Permiso para la Reunificación de Familias Cubanas, el cual reanudará el procesamiento de solicitudes en los próximos meses. 

Ya que conoces estos cambios que se vienen en materia migratoria, ¿necesitas un abogado migratorio en Estados Unidos? Llámanos ya para agendar una cita: 770-769-5820.